Etiquetas
Lo mas leído

¿Cómo enseñar a tus hijos sobre finanzas?

Las finanzas es un tema educativo que no tiene límite de edad, por lo que se pueden enseñar desde muy pequeños para que tengan un amplio conocimiento acerca del tema.

El manejo del dinero es uno de los temas que se emplean a diario, por lo que saber de cómo funciona este proceso y qué hacer en todos los casos nunca está demás.

Las probabilidades de ser un buen inversor y generar grandes cantidades de dinero aumentan cuando se conoce del tema durante muchos años, y que mejor comienzo que cuando los niños están pequeños.

Los niños son pequeñas personas que absorben los conocimientos como una esponja, por lo que todo lo que se les enseñe cuando están pequeños jamás se les olvidará.

Es por esta razón que es la etapa indicada para empezar a guiarlos en el manejo del dinero y todos los procesos que vienen con este, para que en un futuro no tenga grandes preocupaciones financieras.

El mejor beneficio que reciben los hijos cuando aprenden de este tema a tan temprana edad, es que a medida que crecen su capacidad de planificación se refuerza y se hacen unos expertos en finanzas.

Comienza desde temprano

La edad no es un limitante para manejar dinero, por lo que a penas los niños aprender a contar están en la capacidad de empezar a manejar dinero, así que es momento de otorgarles esa responsabilidad.

La edad entre los 3 y los 5 años es ideal para iniciarlos en el área de las finanzas, por lo que están en la etapa ideal de enseñarles los aspectos básicos del manejo del dinero como el ahorro y la disposición de este.

El valor del dinero

Los niños aprenden por la repetición de las lecciones, por lo que siempre hay que recordarles el valor que tiene el dinero y todo lo que se puede realizar con este.

Uno de los valores principales que se le tiene que inculcar a los hijos es el del ahorro, aprender a guardar un poco de dinero para algún beneficio adicional, la mejor manera de motivarlos es enseñándolos a ahorrar para comprar un premio.

De la misma forma, también hay que enseñarles como reproducir el dinero que tienen en sus manejos, plantearle la idea de un emprendimiento desde pequeños les dará una mejor visión de las finanzas en el futuro

La diferencia entre el deseo y la necesidad

Desde muy pequeños hay que dejarles bien en claro cuáles son las necesidades y los deseos, por lo que no es bueno despilfarrar el dinero, hay que enseñarles a gastar el dinero sabiamente.

Las decisiones que se toman con respecto al dinero son muy importantes, por lo que guiarlos desde que están pequeños es la mejor forma de enseñarlos a tomar buenas decisiones.

Objetivos del dinero

El ser humano está ideado para plantearse objetivos y superarlos poco a poco, y esto no excluye a los más pequeños, por lo que plantearles objetivos que puedan superar con el dinero es una de las mejores enseñanzas.

Esta es una de las mejores enseñanzas, y las cuales ayudaran a que adopte responsabilidades en su vida, de la misma forma, los ayuda a ser más organizados con respecto a sus finanzas.

Ahorro vs gasto, el verdadero significado

Los niños están en una etapa donde las lecciones se aprenden mediante la práctica, por lo que el ahorro es una de las prácticas que se tiene que implementar en casa para demostrarles que las finanzas tienen su valor.

El concepto de intereses se les puede plantear para que aprendan a ahorrar y poder enseñarles que a veces es mejor eso, que gastarlo en cosas innecesarias.

Una de las mejores maneras de enseñarles esta lección es planteándoles que con cada monto que ahorren, los padres le aumentaran sus ganancias de acuerdo a una tasa de intereses, ¿qué mejor manera de motivarlos?

Cuentas de ahorro

Actualmente, en casi todas las entidades bancarias permiten abrir cuentas de ahorro a los niños, por lo que es una excelente idea enseñarlos a ahorra por medio de una cuenta.

Hay que aclarar que ellos pueden disponer de su propio dinero cuando quieran, siempre y cuando no se convierta en un hábito que solo despilfarre todo lo ahorrado, el concepto de ahorro les será valioso para la vida.